No todas las personas que padecen trauma sufren de trastorno de estrés postraumático, lo que sugiere una razón hereditaria.

La pérdida de este cromosoma es más común en los grandes fumadores que en los individuos que consumen tabaco con moderación.

Un estudio muestra que el tabaquismo es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de esta enfermedad, hasta el punto de que incluso los ex fumadores presentan el doble de riesgo que quienes nunca habían fumado.

Un nuevo estudio ha encontrado que los problemas de sueño y las horas de sueño de los jóvenes pueden predecir una serie de problemas específicos, incluyendo el consumo excesivo de alcohol, la conducción bajo los efectos del alcohol y el comportamiento sexual de riesgo.

Investigadores de la Universidad de Missouri advierten de que el popular 'smarphone' de la marca Apple se ha convertido para muchos usuarios en una "extensión de su organismo".

En este estudio, Idring y colaboradores encontraron varias relaciones interesantes entre la edad de la madre, la edad del padre y el riesgo de trastorno del espectro autista (TEA).

La investigación, en la que han participado científicos de la UAB, ha analizado el efecto del GAL 3, un receptor de las células del sistema nervioso sensible a la galanina.

Se trata de una estrategia de tratamiento indoloro que utiliza descargas débiles mediante electrodos colocados en el cuero cabelludo.

Un estudio financiado por el Plan Nacional sobre Drogas muestra que el perfil de estos jóvenes suele ser el de una persona cuyo contexto familiar tiene "graves" problemas de funcionalidad o es de "alto riesgo" de exclusión social.

El hallazgo, basado en la activación en ratas de los canales iónicos ASIC1a de las células de la amígdala basolateral, podría dar lugar al desarrollo de un nuevo mecanismo para el control corporal de trastornos emocionales.